Joaquim Nadal i Farreras

HAY QUE PRIORIZAR LA INVERSIÓN: NO TODOS PUEDEN TENER DE TODO”

Entrevista diari Expansión. Ignasi Pujol


El 1 de junio, el Gobierno catalán aprobó un paquete de medidas para reducir el déficit público. El ajuste supondrá un ahorro de 1.670 millones de euros este año. La mayor partida del plan corresponde a las inversiones, que se reducirán en 531 millones.

Este lunes, el consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal (Girona, 1948), aprovechará la visita del ministro de Fomento, José Blanco, a Barcelona con motivo de la colocación de la primera piedra de la estación intermodal de La Sagrera, para detallar qué infraestructuras catalanas se verán afectadas por el plan impulsado por el Ejecutivo central.

En una entrevista a EXPANSIÓN, Nadal señaló ayer que “Fomento debe encontrar un punto de equilibrio entre el recorte y el plan anunciado por el ministro para afrontar obras por 17.500 millones con fórmulas de colaboración público-privada”.

Tranquilo y locuaz, Nadal no delató inquietud en toda la entrevista. Bromeó y dijo que ha remodelado su despacho sin gastar un euro, ya que sólo ha cambiado los muebles de sitio.

El consejero, uno de los hombres fuertes del Partido Socialista de Cataluña (PSC), comentó que “estamos en la tarea durísima pero imprescindible de recuperar crédito en Europa”.

Nadal destacó que la actual crisis económica supone una “oportunidad para la priorización de las inversiones”. El consejero huye del discurso victimista sobre el déficit de infraestructuras de Cataluña.

Oferta y demanda
Sin embargo, dejó claro que “si hasta ahora España se había caracterizado por ofrecer autovías o AVE para todos, debe empezar a analizarse dónde está la demanda para las infraestructuras y cuál es la dimensión de la oferta”. En otras palabras, la crisis hace imprescindible que cada proyecto cuente con una suerte de “plan de negocio” que justifique su inversión.

“Hay que acabar con el viejo paradigma que dice que todos pueden tener de todo”, sentenció Nadal.

Al consejero le pareció “especialmente interesante” el cambio de rumbo de Fomento en relación a la Euroviñeta o peaje para vehículos pesados en las autovías: “El Ministerio había estado en contra de esta tasa dogmáticamente durante los últimos cuatro años”.

Nadal, que tiene una excelente relación personal con el ministro Blanco –con el que habla asiduamente por teléfono–, afirmó que la actual coyuntura económica “debe llevarnos necesariamente a una aceleración de la homogeneización del mapa de peajes en España”.

El consejero lleva dos años explicando, tal como hacía el ministro Blanco, que la obra pública debía ser el motor de la recuperación económica. Preguntado sobre la aparente contradicción entre esta premisa y el actual plan de ajuste, Nadal reconoció que “un recorte excesivo de la inversión pública puede tener un efecto contraproducente”.

“Cuanto antes volvamos a crear ocupación –añadió–, más rápido se reducirá la presión de la factura social que estamos pagando”. “Debemos invertir y generar riqueza”, dijo, ya que para él ésta es la mejor manera de garantizar el Estado del Bienestar.

Nadal señaló que deben cubrirse los compromisos adquiridos, pero enfatizó que “la política del cheque y del subsidio debe corregirse”. “La factura de las prestaciones de desempleo en estos momentos [en Cataluña hay cerca de 600.000 parados] equivale cada año a una gran infraestructura, como la Línea 9 del Metro de Barcelona”, cuyo presupuesto asciende a 6.829 millones de euros.

El consejero aseguró tener “el convencimiento de que las obras del AVE en Cataluña no estarán afectadas” por el plan de ajuste. “El AVE es una prioridad, especialmente porque somos los últimos de la lista”, dijo. Nadal comentó que “la función radial de la alta velocidad ferroviaria ha hecho que en 2010 todavía no hayamos llegado a Francia”.

Sobre el futuro modelo de gestión de El Prat, Nadal señaló que “más allá de los símbolos políticos, el nuevo modelo requiere autonomía de gestión y capacidad de competir con otros aeropuertos”.

Colaboración público-privada
A pesar de ser crítico con estas fórmulas cuando estaba en la oposición, el PSC ha generalizado desde el Palau de la Generalitat los sistemas de colaboración público-privada para financiar las nuevas infraestructuras.

El proyecto de mayor envergadura en este sentido es la nueva Línea 9 del Metro de Barcelona, de casi cincuenta kilómetros. El presupuesto se ha disparado hasta los 6.829 millones. Para hacer frente al proyecto, el Gobierno catalán ha decidido sacar a concurso la construcción y explotación de las 52 estaciones, lo que le permitirá obtener cerca de tres mil millones del sector privado.

El tripartito también ha recurrido al sistema del peaje en la sombra para licitar sus nuevas autovías y al método alemán para abordar algunas carreteras y obras ferroviarias. Ha optado por la fórmula del derecho de superficie para los nuevos juzgados, comisarías y centros penitenciarios.

AFECTACIÓN
Joaquim Nadal aprovechará este lunes la visita del ministro José Blanco, a Barcelona para detallar qué consecuencias tendrá para los proyectos catalanes el plan de recorte del Gobierno.

OPORTUNIDAD
El consejero señala que la crisis es una oportunidad para priorizar las infraestructuras. “Debe analizarse dónde está la demanda y cuál es la dimensión de la oferta”.

VÍAS DE PEAJE
Joaquim Nadal comenta que “la actual crisis económica debe llevarnos necesariamente a una aceleración de la homogeneización del mapa de los peajes en España”.

ALTA VELOCIDAD
El consejero está seguro de que las obras del AVE en Cataluña no se verán afectadas por el plan de ajuste del Ejecutivo. “El AVE es prioritario, sobre todo porque somos los últimos”.

Per veure l’edició digital del diari cliqueu aquí

Anuncis

19 Juny 2010 - Posted by | Altres, Premsa escrita | , , , ,

Sorry, the comment form is closed at this time.

%d bloggers like this: